20 jun , 2008

Enviado por en SEO | Comentarios desactivados

La dura vida del SEO

Es curioso como transcurre la vida de un “SEO”. Buscas palabras clave, se las recomiendas a tu cliente, implementas cambios y más cambios, recomiendas cambios de estructura, accesibilidad, distribución de contenidos… y, mientras intentas conseguir enlaces externos como sea, pides a San Google que sea clemente y te “coloque” lo más arriba posible. Todos sabemos que más o menos nuestro web estará ahí. Es una sensación, una intuición no demostrable empíricamente, una cuestión de tiempo. Pero si finalmente está en el puesto 3 o en el 9 es ya cuestión de “suerte”. 

Tras los primeros intentos, en la mayoría de los casos, los resultados son buenos pero mejorables. Revisamos estadísticas de visitas, revisamos posiciones, ojeamos la competencia y volvemos a recomendar “ajustes” para intentar mejorar la posición inicial. Así una y otra vez. Leemos documentación de “gurus SEO” sobre redistribución de popularidad, accesibilidad, nuevas herramientas que afectan a SEO, optimización en la web 2.0, etc, etc. y volvemos a “ajustar” la campaña. Y volvemos a esperar a que Google nos de su bendición y su algoritmo nos empuje más arriba.

Todo el proceso lleva meses y requiere de paciencia. Paciencia que nosotros tenemos pero no nuestro cliente. Sentimos su “aliento” constantemente, empujándonos a mejorar: “no me veo en Google”, “las visitas se estacan”, “no vendo”, “esto de los buscadores no funciona” y similares.

Y al final, es curioso como llegas a la conclusión de que nuestro trabajo es descifrar algo que otros han hecho. Se inventan teorías, procedimientos, métodos estadísticos que nos aproximen no a algo nuevo, sino a algo que ya está inventado, algo que en Google conocen perfectamente, su propio algoritmo. Al final somos un grupo de investigadores descifrando algo que ya se conoce pero que no es público. Grupos y grupos de investigadores en todo el mundo cuyo fruto es llegar a sitios donde otros ya estuvieron hace tiempo.

Por eso siempre he dicho que lo importante en un SEO no son sus conocimientos técnicos sino su experiencia, su propio camino recorrido. En esta profesión sí que la experiencia es un grado. Mis respetos y admiración para los hace años ya daban altas en Ozú y similares. :-)

468 ad

Se ha cerrado los comentarios